2020-10-19
HomeSostenibilidadDe las clases presenciales a la virtualidad

De las clases presenciales a la virtualidad

Jóvenes beneficiarios del Programa de Acceso de Becas a la Educación Superior de Cerro Matoso pasan de las clases presenciales a la virtualidad:

Hace seis años Cerro Matoso inició, en acuerdo con las comunidades vecinas a su operación el Programa de Becas para Educación Superior, con el objetivo de crear oportunidades de cambio reales y tangibles para los jóvenes y sus familias, buscando mejorar considerablemente su calidad de vida, aumentar sus ingresos económicos y facilitar la inserción de estos jóvenes al mundo laboral.

Hoy, como consecuencia del #Covid_19, la humanidad está experimentado cambios drásticos en la forma de relacionarse y ha modificado, al menos por ahora, las dinámicas sociales tradicionalmente establecidas. El sistema educativo no es la excepción: Colegios y universidades han tenido que reinventarse para dar continuidad a sus procesos escolares y académicos. Varios de los jóvenes beneficiarios del Programa de Becas de Educación Superior se han visto en la obligación avanzar en sus estudios de manera no presencial; la tecnología ha sido fundamental para ello, pues los computadores, tablets y dispositivos móviles, han sido las herramientas que permiten la adaptación a la virtualidad.

María Rodiño estudiante de psicología de la Universidad del Sinú y miembro de la Junta de Acción Comunal de Torno Rojo, quien desarrolla sus prácticas en el área de Responsabilidad Social Empresarial de la empresa Gecelca, afirma: “Esta experiencia ha sido muy buena porque he tenido mucho apoyo por parte de mis jefas, ahora estando desde en casa la empresa me ha brindado las herramientas necesarias para trabajar. Ahora que estoy en casa solo realizo las actividades que pueda elaborar desde el computador, debido a que las actividades en campo se van a realizar cuando regrese presencialmente al área de trabajo”.

Asimismo, José Rivera, estudiante de geología de la Universidad Nacional de Colombia y miembro del Cabildo Indígena de Centroamérica asegura: “Vivir esto ha sido un reto por ser mi primer semestre en la carrera, no es lo mismo que ver clases presenciales. Sin embargo, hemos tenido un buen acompañamiento por parte de la universidad y de la Fundación Cerro Matoso. La creación de aulas virtuales por parte de la Universidad ha sido fundamental para la realización de las clases. A veces es un poco complicado estudiar desde casa debido a los problemas de la señal con el internet, pero gracias a que la Universidad graba las clases tengo la oportunidad de revisar luego la clase dada”.

Por su parte, Tatiana Peña, estudiante de quinto semestre de Biología de la Universidad de Córdoba y miembro del Cabildo Indígena de Puente Uré agrega: “Esto ha sido un cambio bastante fuerte porque mi carrera es presencial complementada con prácticas, puesto que para estudiar los organismos deben ser vistos desde el laboratorio. Otra de las dificultades que he tenido es que al vivir en zona rural la señal del internet se dificulta constantemente, pero eso no ha sido impedimento para seguir con mis estudios. De parte de Cerro Matoso he sentido un gran apoyo, gracias a la señora Yadis Ramos que todo el tiempo nos está llamando para preguntarnos cómo nos va y cómo nos hemos sentido con toda esta situación”.

#OrgulloMatosero