2020-07-07
HomeSostenibilidadDiálogo social, herramienta para el progreso comunitario

Diálogo social, herramienta para el progreso comunitario

En los últimos seis años Cerro Matoso cambió la forma de relacionarse con su entorno, abrió las puertas de la compañía y se sentó a dialogar de manera diferente con las comunidades en las que su operación tiene influencia.  Escuchó con atención a sus líderes y entendió las necesidades de la población, creando así, en conjunto y con acciones duraderas, un progreso comunitario sostenible.


Desde entonces las diferentes iniciativas de la compañía apuntan a reforzar la paz de la región y la transformación positiva a través de proyectos de educación, vivienda y acueductos veredales, entre otros, que hoy se están haciendo realidad y los cuales están alineados a iniciativas que lidera el Estado como son los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET).


Para Ricardo Gaviria, presidente de Cerro Matoso, los procesos de diálogo social y de consultas previas demuestran que cuando las partes se escuchan y entienden sus diferencias, se logran puntos de encuentro y se genera la confianza necesaria para llegar a acuerdos duraderos para el progreso empresarial y comunitario. Muestra de ello, son los recientes acuerdos de consulta previa entre la empresa y las comunidades étnicas vecinas a la operación, donde se pactaron inversiones ambientales y sociales por aproximadamente 148 mil millones de pesos.

“Desde finales de 2013 nos sentamos con la gente en una conversación de doble vía que promueve a las comunidades como gestoras de su propio desarrollo y en la cual reconocemos su cultura y autonomía y fomentamos la solución de las diferencias a partir de la concertación. En este proceso hemos ejecutado inversión y gestión social participativa en la región del Alto San Jorge por encima de 40 mil millones de pesos en los últimos seis años”, afirma Gaviria.

 

Gracias a estos procesos de diálogo social, la compañía ha construido o mejorado, en conjunto con sus habitantes, cerca de 500 viviendas, es decir, el 50% de las casas de las comunidades vecinas; en el proyecto de agua potable para las siete comunidades cercanas a la operación de Cerro Matoso, se invierten más de 953 millones de pesos y en la construcción del Sena del San Jorge la compañía aporta más de 19 mil millones de pesos, en sus tres fases, con espacios educativos que beneficiarán a más de 230 mil personas de la región. 

La compañía cuenta con el programa de becas de educación superior de Cerro Matoso, donde 120 jóvenes de las comunidades indígenas, campesinas y afrodescendientes del área de influencia de la operación han sido beneficiados con oportunidades de acceso a educación técnica, tecnológica y profesional.

Las inversiones realizadas en estas comunidades en los últimos años y los programas de transformación integral que se desarrollan en los territorios han permitido llevar el índice de pobreza multidimensional a 7,8 puntos por debajo del índice nacional para población rural de similares características, lo que constituye un logro significativo de la gestión social de la empresa, que impacta positivamente la calidad de vida de sus poblaciones vecinas.

Cerro Matoso ha comprendido que el desarrollo comunitario se gesta desde el interior de unas comunidades empoderadas, conscientes y que toman en sus manos la responsabilidad de su propio proceso para que, de la mano de la empresa y su estrategia de gestión social, se genere valor compartido, sostenibilidad mutua y convivencia armoniosa para una mejor calidad de vida y el fortalecimiento comunitario.