2020-01-26
HomeSostenibilidadPlaneta Rica, escenario de aprendizaje y oportunidades

Planeta Rica, escenario de aprendizaje y oportunidades
Para Cerro Matoso es motivo de orgullo transformar a los jóvenes de la región a través de la educación.

La educación es un martillo que derrumba las barreras que impiden el acceso a oportunidades de crecimiento y aprendizaje en las regiones de Colombia. El departamento de Córdoba no es una excepción y por esto Cerro Matoso, ha centrado sus esfuerzos en promover y ser un impulsor de desarrollo en la región del San Jorge, Sur de Córdoba, y los municipios y veredas ubicados en la zona de influencia de su operación.

Se pueden destacar los procesos de capacitación a través del SENA, el Programa de Becas de Educación Superior, Técnica y Tecnológica, que actualmente cuenta con 120nbeneficiarios, y la Fundación Educativa de Montelíbano (FEM).

En junio de 2019, gracias a una relación sólida que se ha construido paso a paso, la minera realizó exitosamente procesos de consultas previas y socialización con las comunidades aledañas al proyecto, siempre pensando en el desarrollo del territorio y el beneficio de estas, como la importancia del desarrollo educativo.

Wilmer Darío Arteaga, oriundo de la vereda Medio Rancho y miembro de la Asamblea de la Junta de Acción Comunal de la misma aseguró: “esta experiencia nunca la había vivido. Hemos tenido la oportunidad de enfrentarnos a la teoría y a la práctica. Estoy agradecido con Cerro Matoso y a los los profesores que son parte de un proceso de formación de mucho sustento para mi y para mi familia”.

Marcela Medina, especialista de Comunidad del proyecto explicó que, a través de tres módulos educativos, 78 miembros de diferentes municipios están siendo capacitados para obtener una certificación educativa y así mejorar sus posibilidades de empleabilidad.

Estos cursos incluyen:

1. Operador de estructuras en concreto: Los jóvenes reciben estas clases a través del SENA en el corregimiento El Marañonal. Actualmente hay alrededor de 24 jóvenes formándose en esta práctica.

2. Operador de equipo pesado: Los estudiantes reciben formación teórica en el salón comunitario de Marañonal, ya que ha sido el lugar destinado por la comunidad para estos espacios de aprendizaje. Luego, los estudiantes son trasladados a Puerto Libertador para su etapa de práctica. El Gobierno Nacional, a través del programa Colombia Responde, y con la ayuda del SENA, entregó los simuladores de equipo pesado en las instalaciones de GECELCA. Además de la instrucción académica y práctica, los estudiantes reciben alimentación y transporte para hacer uso de los simuladores.

3. Técnico de manejo ambiental: Este curso inició el 9 de diciembre y finalizará en enero de 2020. En la actualidad son 30 jóvenes que también se forman en el salón comunitario de Marañonal.

“Es un aprendizaje muy integral. Desde su formación académica, su etapa electiva y aparte, todos conviven en la misma vivienda y tienen que asumir roles de liderazgo para establecer reglas de convivencia” concluyó la especialista.

La elección de los jóvenes beneficiados de estos programas educativos depende de cada organización y de manera independiente, cada organización hace su selección para los cupos asignados. El buen comportamiento e interés en el curso específico son por lo general factores claves en la elección de la clase.

Esteban Gómez, líder del proyecto de Aprovechamiento de Recursos Minerales en los cerros Queresas y Porvenir, afirma que “esto un ejemplo vivo de lo que estamos haciendo. Cerro matoso esta comprometido con las comunidades para invertir en la educación”.

Para el proyecto es importante que las comunidades y las generaciones futuras de cada municipio y vereda estén al nivel competitivo que se requiere para formar comunidades más independientes y preparadas económicamente.